DE INTERES / ORACIONES QUE NOS AYUDAN /

Sanación - Padre Carlos Aldunate SJ

Ante todo te doy gracias por mi bautismo; es el fundamento de mí Vida Espiritual.

Dame Señor la Gracia de renovar mis compromisos bautismales.

Tú sabes. Señor, que hay en mi muchas ataduras y esclavitudes. Te pido tu gracia liberadora:

Líbrame de fuerzas exteriores que limiten mí libertad de hijo de Dios.

Líbrame de vicios compulsivos, de malos hábitos y prejuicios.

Líbrame de supersticiones y vanos temores.

Líbrame del respeto humano y de esclavizarme al que dirán los otros.

Líbrame de estar sujeto a roles y programas.

Líbrame de resentimientos. Dame la gracia de perdonar a otros. De perdonarme a mí mismo. Dame la gracia de aceptar tus caminos.

Tú quieres que todo contribuya a mi bien. Te doy gracias por todo.

Tú sabes que hay heridas en mí: Las del seno materno. Las de mi infancia. Las de mi primera niñez. Las que sentí cuando llegaba al uso de la razón. Las de mi segunda niñez. Las de mi adolescencia, juventud, edad adulta y madura.

Dame, Señor, que pueda perdonar y amar.

Dame, Señor, que pueda aceptarme como soy.

Tú sabes, Señor, que hay en mí muchas tendencias al mal

Dame, Señor, las virtudes para resistir: El egoísmo y la avaricia. La gula y la pereza. La envidia, la ira y la mentira. La impureza y agresividad. La superstición y los temores. Las ambiciones de poder sobre los demás.

Dame, Señor, tu Espíritu Santo que me renueve íntimamente con sus dones y frutos.

Ahora, Señor, te presento mí cuerpo: Con todas sus partes, con todos sus órganos, con todas sus funciones.

Te pido que sanes lo que está mal y fortalezcas lo que está débil. Tú conoces los influjos negativos que recibí de mis padres y antepasados. Tu conoces las dolencias que más dificultan mis servicios a Ti.

Todo lo pongo en tus manos y te pido la salud que tú quieres para mí.

Dame las fuerzas que Tú sabes convenientes para mi lugar y servicio en tu cuerpo, la Iglesia. Te pido también Señor, por las necesidades de mis parientes y amigos; de los que me han pedido oraciones.

Tú conoces esas necesidades: Necesidades de espíritu, de alma y de cuerpo. De reconciliación contigo y con otros. Necesidades materiales y de trabajo.

Por último Señor te presento las grandes necesidades de la Patria. De la Iglesia local y universal. Que seamos uno. Del mundo y del universo.

Todo lo pongo en tus manos. Te pido tus soluciones. para alabanza de Tu nombre, en Tu tiempo, cuando Tú lo creas conveniente, corno mejor convenga a Tu voluntad.

Amén.